Menu Content/Inhalt
Inicio arrow La Historia arrow Mayo de 1969, el primer Tucumanazo
Mayo de 1969, el primer Tucumanazo E-Mail

El 19 de Marzo de 1969, o sea dos meses antes de producirse el Cordobaza en la ciudad mediterránea, mil manifestantes realizaron un acto en Villa Quinteros, organizado por el comité pro defensa del ingenio San Ramón,  participando del mismo, curas tercermundistas y otros dirigentes junto al pueblo entero. La policía impidió entonces que un grupo de manifestantes ingresara al ingenio arrojándoles gases, y con un saldo de varios heridos. La manifestación fue violenta y algunos llegaron incluso a bloquear las vías del tren con durmientes y palos, para obstruir el paso de una formación que se dirigía al sur.

En abril, obreros del Ingenio Bella Vista marcharon hacia San Miguel de Tucumán, deteniendo en el camino a trenes con barricadas e incendiando un tractor. El clima de violencia iba increyendo en toda la provincia.

Otros sucesos tuvieron lugar en los días previos al Cordobazo y al primer Tucumanazo. El 14 de Mayo, trabajadores del Ingenio Amalia ocuparon la fábrica. Según los medios de prensa adoptaron esa actitud (...) en defensa de sus legítimos intereses ya que el ingenio estaba siendo desmantelado por orden de los directivos, adeudando al mismo tiempo más de 200.000.000 de pesos a los trabajadores.

Por aquel entonces  desde el gobierno de la nación, y ante el incremento de la protesta social en todo el país, el Ministro del Interior, Dr. Guillermo Borda aseguraba que los incidentes en diferentes puntos del país no tenían justificativo alguno y aseguraba que el clima de violencia (sobre todo al referirse a lo ocurrido en Corrientes y en Rosario, con la muerte de los estudiantes) había sido provocado “por elementos de extrema izquierda y por algunos políticos...”.

Por un lado la situación provincial manifestaba la profunda crisis estructural y por otro, la situación nacional, de conflictividad permanente llamaba la atención a las autoridades, que sin embargo no atinaban a un análisis más profundo de lo que sucedía.

Con motivo de la muerte de los estudiantes de Corrientes primero, y de Rosario después, en diferentes manifestaciones, los estudiantes de Tucumán adherían al reclamo no sólo por la problemática local, sino que además se solidarizaban con lo ocurrido en las otras provincias. Las protestas callejeras por parte de los estudiantes fue en aumento en los días previos al 29 de Mayo, día en que se producen los enfrentamientos más violentos en Córdoba. El 28 de Mayo el Estado sancionaba una ley por medio de la cual entraban en vigencia los Consejos de Guerra Especiales. En Tucumán los estudiantes habían ocupado 30 manzanas, lo que determinaba el carácter de las manifestaciones en el momento más álgido de la lucha. Junto al incremento de la violencia en otras zonas del país, como en Córdoba, también en Tucumán la protesta social fue en aumento, llegando entonces a su punto más elevado en el mismo momento en que se producía el Cordobazo.